Presidencialismo o Gobierno de Coalición

Presidencialismo o Gobierno de Coalición

El Gobierno de la República está por definirse y el proceso electoral 2018 será el parteaguas de la vida pública e institucional en el próximo periodo, -este tendrá un impacto de tal magnitud- que de ello depende el progreso o  estancamiento del país; así como la evolución del Estado nacional que requerimos para enfrentar el presente siglo. El modelo de participación democrática, la forma de Gobierno y el sistema político se encuentra en juego, existiendo dos visiones, dos formas de querer ejercer el poder, dos intenciones distintas de dirigir a México. Una apuesta al presidencialismo concentrado con estructura vertical y la otra propone un Gobierno de Coalición que se ejerza de forma horizontal, con un esquema de corresponsabilidad transversal, donde de las distintas fuerzas políticas estén representadas y permita por primera vez en nuestra historia que la federación se constituya bajo un sistema plural, incluyente y respetuoso que ponga por encima de colores, ideologías o programas, al ciudadano, al pueblo y a la Nación.

El presidencialismo amenazante en la figura de López Obrador ha decidió aliarse con lo peor del sistema, con la burocracia más vorágine del viejo régimen priísta, pero también con esa capa aburguesada de la vieja burocracia de izquierda como la calificaría Noam Chomsky en su entrevista con la revista perfil.com en el año 2015, cuando se le pidió opinión sobre lo que en Sudamérica se llama populismo y en otras partes del mundo bonapartismo o cesarismo, la cual aspira a mantener sus privilegios accediendo a los recursos públicos y puestos de elección popular de los que ya se acostumbró a vivir. Nuestro país se encuentra en condiciones que exigen una renovación, el tránsito del relevo generacional y la materialización con ello de una nueva forma de hacer Estado, en la cual la educación, salud y el respeto a la dignidad humana como un derecho amplio (mínimo vital, Ingreso Básico Universal, progresividad)  sean las herramientas de la política pública que confronten y combatan la desigualdad, corrupción y violencia que predominan en la actualidad, situaciones de facto que no cambiarán con un báculo de moral, sino con conocimiento, planeación y el ejercicio profesional de la administración pública.

Acertadamente Guillermo Osorno, periodista y escritor mexicano en su opinión de fecha 3 de junio de 2018 en el The New York Times en línea, caracteriza con claridad la personalidad de un AMLO en la presidencia y señala que un personaje como él “es probable que movilice a sus bases para combatir a sus enemigos, divida al mundo en buenos y malos y eche mano de estrategias de consulta popular directa para saltar trabas legales”; Lo que debe ser una advertencia para nuestra sociedad, principalmente frente a un símil cercano y conocido como el gobierno implementado en Venezuela, lo que generaría desconfianza para la inversión en México y nuestro país requiere de ella para su crecimiento económico, de volverse realidad un escenario como el descrito, el detrimento será no solo para los adversarios, sino para los ciudadanos en general.

Quienes trabajamos en la construcción de un Gobierno de Coalición, sabemos que existe la necesidad de un desarrollo económico con crecimiento, inclusión social y sostenibilidad, tal como lo confirman los resultados del estudio presentado por El Colegio de México sobre las “Desigualdades en México 2018”, donde las líneas de investigación ejes son la educación, el ingreso y movilidad,  y el trabajo, elementos que se integraron en la plataforma electoral y de Gobierno de “Por México al Frente”. El trabajo realizado por el COLMEX hizo una revisión de las plataformas electorales para el proceso 2018 con el objeto de identificar las referencias a las distintas desigualdades económicas y sociales, el contexto y la profundidad con la que se discuten, así como las medidas que se articulan para atenderlas; el resultado acredita que el PRD es el partido que mayor porcentaje de dedicación y profundidad realiza en el desarrollo de los asuntos sobre las desigualdades, transmitiendo y aportando estas a la Coalición “Por México al Frente”, coadyuvando a fortalecer la política en la coalición encaminada a la lucha contra este factor que tanto daña el tejido social en nuestro país.

Es claro que para el Gobierno de Coalición las cosas se hacen bien desde el principio y en congruencia las plataformas son su manifiesto.  México es un país empobrecido, engañado y vilipendiado por quienes no tiene respeto por las instituciones democráticas y su pueblo; Hoy se encuentra dividido entre votar con odio, frustración y coraje bajo la manipulación perversa de una irregularidad de la democracia con 18 años de campaña o tomar aíre, reflexionar e invertir nuestra soberanía en el cambio de régimen que México necesita, escribiendo un capítulo de nuestra historia con la madurez que los tiempos venideros nos exige y para ello el cambio de régimen es necesario, y tú ¿Qué decides? ¿Presidencialismo o Gobierno de Coalición? excelente día.

Lic. Ángel Clemente Ávila Romero

Secretario Nacional del PRD

 

Publicado el 09/06/2018 en El Universal

https://www.eluniversal.com.mx/articulo/angel-avila-romero/nacion/presidencialismo-o-gobierno-de-coalicion

Relevo generacional y democracia

Relevo generacional y democracia

La encuesta intercensal 2015 del Inegi nos muestra que la población joven de nuestro país está constituida por cerca de 37 millones 504 mil 392 ciudadanos en un rango de edad de 15 a 29 años, lo que representa 31.4% de la población total nacional, cabe resaltar que la brecha entre hombres y mujeres se ha reducido, distribuyéndose en un 50.6% de mujeres y un 49.4% de hombres, existiendo tan solo un diferencial de 1.2%, Lo que trae como consecuencia un cambio en la dinámica social, principalmente en los roles, la inserción laboral y profesional, así como en la participación política de ambos géneros.

El cambio o relevo generacional no debe ser solo un hecho derivado del fenómeno demográfico y su imperativo cuantitativo, también debe ser una construcción social que permita la potencialización de los equilibrios poblacionales, así como de la optimización de la habilidades y talentos que vinculados al desarrollo constante de las innovaciones tecnológicas y científicas vayan imprimiendo un ritmo cualitativamente distinto a esta etapa de la humanidad, generando nuevas y más democráticas relaciones en las estructuras sociales. Los gobiernos e instituciones del Estado nacional deben instrumentar políticas públicas con el objetivo de hacer realidad la transversalidad de derechos en materia del trabajo y los Derechos de las Juventudes. Los partidos políticos deben comenzar a transitar este proceso, teniendo en cuenta que 14 millones de jóvenes estuvieron en condiciones de votar por primera vez en las elecciones pasadas y que este número tendrá un crecimiento exponencial para las elecciones intermedias y presidenciales de 2024.

Las democracias del siglo XXI requieren de la visión, revisión y transformación propias de la creatividad de la juventud, por ejemplo: “Es falso que se hayan terminado las ideologías. Sucede justamente lo contrario. La ideología dominante se ha sedimentado en estructuras que ya escapan incluso a ser cuestionadas”, escribe el joven Eduardo Rabasa en su novela La Suma de los Ceros; líneas con una causal acertada si tomamos como referencia nuestro contexto actual, un destello de luz que nos muestra el potencial de nuestra generación y la necesidad inmediata de hacer que los jóvenes asuman tareas de responsabilidad en nuestra sociedad, ganen experiencia en los haceres públicos, siendo parte de un gran movimiento que permita sean los actores principales de nuestro tiempo y no simples espectadores o depositarios de las consecuencias de visiones retrogradas o anticuadas.

La izquierda democrática y progresista lo tiene claro, ante ello dar las herramientas teóricas y prácticas para que las juventudes tomen decisiones es el más noble acto democrático, más aún si estas se dan de mano de la sociedad, organizaciones civiles y partidos políticos actuando en unidad, con un mismo objetivo —el Estado Democrático Constitucional y de Derechos—, por ello celebro el esfuerzo de la Fundación Friedrich Ebert y el Partido de la Revolución Democrática, quienes durante seis días sostuvieron la Escuela de Verano de Alto Rendimiento, transmitiendo conocimientos y habilidades a 20 mujeres y 20 hombres jóvenes de todo el país, con temas que fueron desde el régimen político, pasando por la agenda progresista de libertades y derechos, hasta la práctica de habilidades de negociación y manejo de medios; sin duda los jóvenes fueron más allá y las conclusiones que de este ejercicio nos compartieron giraron en torno a tres acciones básicas a implementar —transparencia, profesionalización e inclusión social— conceptos que son columnas claves para cualquier democracia.

La materialización de la agenda de las juventudes requieren de políticas públicas encaminadas a ofrecerles mayores oportunidades de estudio y con ello de una efectiva profesionalización, así como de empleos estables que les brinden un salario justo y verdaderamente remunerador; por lo que si bien celebramos el esfuerzo que se hará en el siguiente gobierno al dar trabajo a 2.6 millones de jóvenes mediante un programa a cargo de la STPS, éste es insuficiente, la prioridad debería ser la inversión del PIB en un 8% a educación y de 1% al desarrollo científico, pues en caso contrario se estarán repitiendo los patrones para la corporativización electoral de la juventud, sembrando dependencia e impidiendo el desarrollo de sus talentos, situación que contraviene lo establecido en la Convención Iberoamericana de los Derechos de los Jóvenes.

Secretario general del PRD

 

Publicado el 06/10/2018 en El Universal

https://www.eluniversal.com.mx/articulo/angel-avila-romero/nacion/relevo-generacional-y-democracia

Discurso, palabra y realidad

Discurso, palabra y realidad

  • La izquierda democrática progresista, intelectuales y jóvenes rechazan la idea de que un solo hombre o un solo partido es la solución a todos los males de la sociedad

Con la llegada de López Obrador al gobierno de la República las expectativas sobre su gobierno son amplias, la prensa internacional atribuye este triunfo como el de la izquierda en México, pero para ser calificado de algo no basta con parecer. En los últimos años del siglo pasado y en los primeros del presente han accedido al poder en países como Bolivia, Argentina, Venezuela, Brasil, Nicaragua, Colombia, movimientos y/o personajes que fueron calificados de izquierda, algunos en efecto lo eran, otros recién salían del ejército, la milicia, la academia o de los partidos tradicionales del sistema y entendieron que derivado de la incapacidad del modelo económico para satisfacer las demandas ciudadanas presentarse como de izquierda sería de gran rentabilidad política; pero el discurso, las palabras y la realidad pueden ser muy distintas, porque una cosa es decir y otra muy distinta es hacer.

—En la izquierda el hombre es el ser dotado de una razón todopoderosa, capaz de idear y modelar sociedades de individuos perfectamente iguales y felices, comunidades capaces de realizar la bondad natural del hombre —escribe Norberto Bobbio en su obra Derecha e Izquierda, para establecer la común característica de quienes se asumen como tal. La filosofía con la que nos plantea el hombre su visión, tiene la característica de la acción humana —la razón— y es en ella que la izquierda contemporánea ha planteado su principal plan de acción, en el que definirse como hombres y mujeres de izquierda requiere un piso mínimo exigible cuando se llega al gobierno y es hacer valer que una política de izquierda implica por lo menos que: el Estado se vuelva el instrumento político de la sociedad y garantice que todos sus integrantes tengan el mínimo vital para su desarrollo, abata la desigualdad social, económica y garantice el funcionamiento de las instituciones democráticas del Estado, separando a éstas cada vez más de la influencia de las perversiones del poder presidencial. Un gobierno de izquierda llevaría a cabo un proceso de redistribución de la riqueza dejando atrás el asistencialismo clientelar basado en programas discrecionales que hacen a los ciudadanos dependientes y que vulneran una infinidad de derechos, restringiendo a su vez las libertades democráticas de una sociedad.

La izquierda democrática progresista, ciudadanos, intelectuales, partidos políticos, jóvenes, universitarios, campesinos y empresarios en el presente tiempo, somos parte de una generación que rechaza la idea de que un solo hombre o un solo partido es la solución a todos los males de la sociedad, nuestro país no necesita caudillos, mesías o partidos únicos, sino contrapesos que impidan los excesos del poder, instituciones con plena eficacia y autonomía, así como un Estado de Derecho constitucional que haga que las leyes sean respetadas y aplicadas, transparencia en el uso de los recurso sin perversiones disfrazadas de austeridad, necesitamos un gobierno de instituciones, no el de un solo hombre.

En un México con 53.4 millones de ciudadanos en pobreza y con 56.9% de sus trabajadores en la informalidad, tenemos que ser la voz en acción que defienda el derecho de todos a disentir, para que frente a los abusos del poder encuentren la solidaridad del movimiento organizado y la izquierda progresista, así juntos logremos impedir que el silencio se apodere de la vida pública, que los cambios que los ciudadanos esperan sean una realidad, porque nuestro papel no es ni debe ser solo el de la crítica, sino el de las propuestas, organización y seguimiento; para que todo aquel que coincida en que estamos frente a las más grande oportunidad de hacer que en nuestro país las cosas de verdad cambien se sumen, de lo contrario todo seguirá igual; la puerta ha sido abierta, es momento de hacer nuestra la casa.

Secretario general del PRD

 

Publicado el 17/08/2018 en El Universal

https://www.eluniversal.com.mx/articulo/angel-avila-romero/nacion/discurso-palabra-y-realidad

Agenda progresista

Agenda progresista

El Partido de la Revolución Democrática tiene 29 años de existencia y en este periodo su influencia, aportación e importancia en la construcción de la vida democrática de México es innegable. Las características del país en que nace el PRD en 1989 son por mucho distintas al México de 2018, al de las elecciones organizadas por el INE, al país que posee una Constitución de corte humanista, al México de los millennials. Nuestro partido se constituye en el marco del dominio del partido único (PRI), del Estado autoritario, con la inexistencia de instituciones electorales ciudadanas, transparentes e independientes; en congruencia, como organización política, sus tareas inmediatas se enfocaron a la búsqueda de la reducción del poder presidencial, el autoritarismo, impulsando la creación de instituciones electorales ciudadanizadas, la ampliación, defensa y reconocimiento de los derechos humanos, la construcción de un régimen democrático, la implementación de instrumentos de transparencia y acceso a la información, el impulso a la educación y el mejoramiento de las instituciones de seguridad social entre otras.

En 1997 obtiene su primer gobierno en la Ciudad de México y gana también la mayoría en la Asamblea Legislativa, lo que permitió para 2007 aprobar la interrupción legal del embarazo (ILE) como un derecho humano que permitirá a las mujeres decidir sobre su cuerpo, antes de ello en la CDMX 6 de cada 10 mujeres que interrumpían su embarazo morían, 176 mil 109 interrupciones legales se han realizado hasta julio de 2017, un promedio de 17 mil 600 al año, garantizando no solo el derecho a decidir de las ciudadanas, sino también protegiendo su vida. El mismo año la Ley de Voluntad Anticipada es aprobada, abriendo paso al derecho de las personas en situaciones delicadas de salud y/o en situación terminal a decidir u optar por una muerte con dignidad y respeto.

En 2009 después de una larga lucha legislativa se logra la reforma al artículo 146 del Código Civil del Distrito Federal y se materializa el matrimonio igualitario, por primera vez esta figura es concebida con un enfoque pro-persona permitiendo superar la limitante sexuada que prevalecía en la norma, otorgando así los derechos y obligaciones inherentes a toda persona sin discriminación de raza, credo, preferencia sexual, o situación económica. Hasta mayo de 2017 en la Ciudad se han celebrado 8 mil 639 matrimonios entre personas del mismo sexo; nuestra agenda es desde entonces una constante en la vida de este país, la reducción de compensaciones al salario de los altos funcionarios, la profesionalización de las policías, la eliminación del fuero, el combate a la corrupción, así como la revocación de mandato, los gobiernos de coalición, el mínimo vital, el ingreso básico universal y la creación de la ley para legalizar la producción, venta y distribución de marihuana han sido temas que nuestro partido ha puesto en la mesa y muchos de los cuales seguiremos impulsando, sin pasar por alto que una nueva era de derechos se aproxima, la innovación tecnológica y las tecnologías de la información que están transformando nuestra realidad, implicando nuevas formas de relaciones y con ello el surgimiento de nuevos fenómenos sociales.

Es 2018 el fin de un ciclo que no se entendería sin el recuento histórico de la participación de mujeres y hombres en las filas del Partido de la Revolución Democrática que construyeron y lucharon para alcanzar un México de instituciones, con libertad, pero sobre todo con la madurez para seguir hacia adelante unidos frente a la adversidad. El PRD no solo estará presente en el siguiente período, también seguirá siendo clave para el impulso, sostenimiento, defensa y consolidación de las conquistas hasta hoy logradas, nuestra agenda estará a la altura de los nuevos retos y si de algo estamos ciertos es que seguiremos construyendo una Patria para tod@s.

Secretario general del PRD

 

Publicado el 26/07/2018 en El Universal

https://www.eluniversal.com.mx/articulo/angel-avila-romero/nacion/agenda-progresista

Falsas promesas

Falsas promesas

Durante la campaña electoral, el ahora virtual presidente hizo una serie de declaraciones sobre lo que haría en caso de ser electo, generando grandes expectativas en amplios sectores de la sociedad, principalmente en los estratos más bajos y los segmentos medios de la población; ahora deberá cumplirlas o será evidente que solo fueron parte de una estrategia electoral para allegarse de votos y que estas son tan solo falsas promesas o fake promises.

Primera fake promise: #ElGasolinazo. El 4 de julio se dieron las primeras declaraciones por parte del futuro secretario de Hacienda, Carlos Urzúa, donde dio a conocer que no habrá cambios en lo relativo a la política de incremento en el precio de las gasolinas, manteniéndose como hasta ahora; es decir, el precio seguirá incrementándose. Urzúa Macías explicó que en términos reales no habrá tal, pero olvida que lo que se le prometió a los ciudadanos fue bajar el precio.

Segunda fake promise: La Reforma Energética. López Obrador, en marzo de este año, declaró que de ganar las elecciones sometería a referéndum la reforma energética y se realizarían los cambios necesarios, señalando que esta había sido impuesta por el presidente Peña Nieto y no había tenido los efectos positivos prometidos. El pasado 6 de julio, Alfonso Romo, jefe del equipo de transición del virtual presidente, ofreció una entrevista en la que afirmó que en lo concerniente a la reforma energética no habría ni cambios ni contrarreformas, dejando claro que no es una prioridad del futuro gobierno la cancelación de esta. Por ello, la expectativa de millones de ciudadanos que al votar por López Obrador confiaron en que se les consultaría a través de un referéndum quedará en el olvido.

Tercera fake promise: #FiscalCarnal. En enero de este año, López Obrador, al ser ratificado por su partido como candidato a la presidencia, señaló que de ser electo no habría lugar para el nepotismo, amiguismo e influyentismo bajo su mandato. Una de las demandas impulsadas en los últimos años por la sociedad civil tiene que ver con el nombramiento de un fiscal autónomo e independiente, por ello las organizaciones sociales, los ciudadanos y los partidos agrupados en la coalición Por México al Frente confluyeron en la necesidad de llevar a cabo una reforma constitucional al Artículo 102 que posibilite la plena autonomía, eficacia e independencia de la Fiscalía General de la República, en la cual el nuevo fiscal cuente con un perfil ciudadano y sea designado de forma transparente, sin influencia del Poder Ejecutivo, y que permita el fortalecimiento, armonización e institucionalización del recién creado Sistema Nacional Anticorrupción (SNA). Todo ello viene a cuenta porque el pasado 6 de julio López Obrador descartó cualquier reforma al Artículo 102 constitucional, ya que el virtual presidente está pensando que, como en el viejo régimen, sea él quien decida al que ocupará la posición de Fiscal General de la República; para ello repetirá la fórmula de presentar al Senado una terna de sus incondicionales, en los que se encuentran Eva Verónica De Gyves Zárate, Juan Luis González Alcántara Carrancá y Bernardo Bátiz Vázquez, ignorando la demanda de la sociedad y debilitando de origen al SNA. Incongruente ante sus palabras, “el nepotismo, el amiguismo y el influyentismo” al que se comprometió combatir queda en una más de sus fake promises; en los hechos esto significa tener a un empleado que acate sus órdenes sin cuestionar, que investigue, persiga y sancione a quien él le indique, igual que bajo los gobiernos del viejo Partido de Estado.

Secretario General del PRD

 

Publicado el 17/07/2018 en El Universal

https://www.eluniversal.com.mx/articulo/angel-avila-romero/nacion/falsas-promesas

El Frente va

El Frente va

 

A tan solo 31 días de haber arrancado la campaña presidencial de la coalición “Por México al Frente”, Ricardo Anaya es el candidato con mayor fortaleza y crecimiento pese a los ataques sin fundamento, la persecución política institucional y las descalificaciones de sus adversarios. Esta fortaleza y crecimiento deviene de los hombres y mujeres que se suman, aportan y se esfuerzan en la medida de sus posibilidades para este gran proyecto, no son números de estadística, tienen nombre, apellido, y quieren vivir mejor. Nuestros opositores construyen una democracia de encuestas y centran su discurso en propuestas demagógicas que son incapaces de acreditar en ningún escenario, basta recordar la ocurrencia del registro nacional de necesidades por persona que propuso uno de ellos o aquellas palabras simplistas de que para hacer un pozo petrolero sólo bastaba con abrir un agujero en la tierra, que se atrevió a decir otro. Para la coalición Por México al Frente la oportunidad de transformar el régimen es cosa seria, así asumimos desde el principio la responsabilidad que implica construir un gobierno de coalición y desde entonces nos hemos dedicado a hacer propuestas.

PAN, PRD, y MC como instituciones políticas han cerrado filas en la consolidación de un frente único, y acto con acto se refleja, los militantes viven un proceso de integración que está permitiendo caminar en un ambiente de solidaridad y respeto; generándose las condiciones que permiten a los equipos en el territorio nacional desplazarse con fluidez, concurren en acciones y cumplen con sus tareas de cara al proceso. Distintas asociaciones, organizaciones y personajes se han sumado a este esfuerzo, como los compañeros Ana Lucía Riojas, Sergio Aguayo, y Elena Azaola del colectivo “Ahora” que encabeza Emilio Álvarez Icaza, la experiencia y altura de Jorge Castañeda Gutman a la coordinación de campaña y un sin número de ciudadanas y ciudadanos que coinciden en que México tiene que cambiar. Esta campaña también cuenta con la gran fortaleza de las y los jóvenes, que convencidos de participar en un proyecto que le apuesta a un país que se modernizará con ellos como protagonistas, están activos diariamente en los equipos a nivel nacional, en las redes sociales, en sus escuelas; ya no los pueden engañar, ellos saben la diferencia entre nosotros y los que sólo quieren usarlos como botín electoral, ofreciéndoles una dádiva por su voto y condenándoles al olvido después, lo mismo las mujeres, que también se han convertido en un colectivo que abandonó el miedo a participar en la trasformación de este país, por ello un eje principal de nuestra plataforma tiene todo que ver con ellas, #NoesNormal, surgió de la voz de miles de compañeras que han aportado a esta campaña sus ideas y en sororidad con las millones de ciudadanas de este país, defienden las propuestas que hoy encabeza la Coalición. Nuestra campaña avanza, el frente crece y, distantes de la demagogia que caracteriza a los otros, nuestras ideas trascienden. Tenemos al mejor candidato, su inteligencia, fuerza, juventud y entusiasmo contagian a quienes lo escuchan, por eso tiene las más amplias simpatías y respetos de quienes conformamos el frente. Hoy nos atrevemos a decir que a tres semanas de campaña somos los únicos que hemos construido un verdadero proyecto de país y faltando 58 días vamos a recorrer cada plaza, auditorio, universidad, colonia o pueblo donde sea necesario, porque estaremos compartiendo con la gente lo que vamos hacer cuando constituyamos el primer gobierno de coalición de México. Nuestra campaña va muy bien, pero México va a estar mejor.

Secretario general del PRD

 

Publicado el 04/05/2018 en El Universal

https://www.eluniversal.com.mx/articulo/angel-avila-romero/nacion/el-frente-va

¿Amnistía?

¿Amnistía?

Ante nuestra mirada, sorprendidos, atónitos y hasta incrédulos, en México los personajes corruptos pasan a ser luchadores sociales, los neocristeros se convierte en activistas de izquierda y los delincuentes en víctimas. El arcaico modelo del nacionalismo priísta de los años 40 del siglo pasado hace su aparición nuevamente y buscan bajo otras siglas hacerse del poder. Ese modelo patriarcal que todo lo perdona o lo condena cual monarca, se ve representado en la figura de López Obrador, el mismo que confunde amnistía con impunidad, ese que temerariamente a ungido a Napoleón Gómez Urrutia como el hombre que se enfrentó al régimen y osadamente le llama “luchador social”. Se le olvida que existen 65 muertos de la mina Pasta de Conchos, una investigación por el desvió de 55 millones de dólares robados por este personaje a los trabajadores mineros y que aún se encuentra abierta, que Napito heredó un sindicato que fundara el padre en 1944 y que ha sido el encargado de mantener en la miseria a los trabajadores mineros.

En el Partido de la Revolución Democrática no olvidamos nuestro origen, en este país, como en muchos otros del mundo la izquierda se ha construido con el sacrificio y la vida de cientos de trabajadores, ciudadanos, intelectuales, hombres y mujeres; la democracia, la pobreza y la desigualdad, son las razones por las que el PRD se organizó y aún son los hechos que le siguen dando sentido a nuestra organización política. Esa democracia que queremos y promovemos en nuestros documentos básicos, es la misma que exigen aun los movimientos sindicales y sociales.

Hablar sin conocimiento sobre la figura de amnistía es querer convertirla en un sinónimo de impunidad, es una falta de respeto a la izquierda y al movimiento democrático en su conjunto, ya que ésta surge como una conquista, no por accidente, no por simple beneplácito de los gobernantes, sino como un logro de los derechos humanos, como una institución jurídica para la salvaguarda los derechos políticos del ciudadano, es decir, sus letras conllevan el reconocimiento del sacrificio de hombres y mujeres a lo largo de la historia en manos del Estado, nuestro país no fue la excepción. En México, durante los 70, cientos fueron perseguidos, desaparecidos y encarcelados en la llamada Guerra Sucia; En 1994 el movimiento zapatista irrumpe en la historia de nuestro país, este conflicto generó un baño de sangre en territorio chiapaneco, situación que fue frenada cuando la presión social creció a tal grado que el entonces titular del Ejecutivo se vio en la obligación de sancionar la última Ley de Amnistía que se conoce en nuestro país, beneficiando aquellos que buscando justicia social y el reconocimiento de su identidad indígena vivirían la represión a manos del gobierno. Muchas de las conquistas de la democracia han sido consecuencia del coraje y arrojo de verdaderos luchadores, por ello es inaceptable hablar de amnistía para delincuentes, mucho menos compararlos con un vulgar corrupto colaborador del antiguo régimen, la izquierda no debe proteger a delincuentes y la impunidad no debe venderse como una virtud, en este México lo que necesitamos es justamente lo contrario, la impunidad se debe acabar.

Secretario general del PRD

 

Publicado el 10/03/2018 en El Universal

https://www.eluniversal.com.mx/articulo/angel-avila-romero/nacion/amnistia

La monarquía populista

La monarquía populista

  • Los discursos enconados sobre la lucha contra la corrupción de AMLO son una de las estrategias más viejas para legitimar las intenciones de alguien autoritario

Herodoto en sus historias, hace poco más de 2300 años, escribía:

“Cuando el pueblo gobierna (democracia), es imposible que no se origine la corrupción en la esfera pública; la corrupción no genera enemistades, sino solidas amistades entre los malvados, los que actúan contra el bien común y tal cosa existe hasta que alguno de ellos, habiéndose puesto al frente del pueblo; y siendo admirado, aparece siendo Monarca”.

Los discursos beligerantes y enconados sobre la lucha contra la corrupción y el cambio de régimen de López Obrador son en el fondo sólo una de las estrategias más viejas para legitimar las intenciones de un personaje predominantemente autoritario, ante ello, sus postulados críticos sobre el nepotismo y el amiguismo en el ejercicio del poder son sólo palabras y se quiebran cuando aquel hombre, el hoy único precandidato presidencial lo suficientemente soberbio para nombrar gabinete, también temerariamente enuncia los nombres de sus más cercanos amigos para que en caso de ser electo ocupen la Fiscalía General y la Fiscalía Anticorrupción, vaya congruencia. En el imaginario del otrora presidente de la República Amorosa, es verdad que se ve a sí mismo como el príncipe, del que escribiera Juan Jacobo Rousseau en El Contrato Social, aquel que obtiene su poder del amor de los pueblos o del pueblo, pero que siendo este precario y condicionado, es decir, sujeto a beneficios netamente materiales, el príncipe no se contentará hasta no convertirse en dueño de la voluntad y la vidas de sus súbditos.

En ese escenario, los discursos amorosos, donde se escucha —con el pueblo todo y sin ellos nada— en el cual siempre el compromiso es por el bienestar, la mejoría y la justicia, es tan falso como los espejos dados en calidad de joyas preciosas a nuestros nativos a la llegada de los españoles en 1492, porque ante todo el interés personal del monarca exige que los que le siguen se muestren débiles, sumisos y que jamás se resistan, sólo así será de su interés que el pueblo sea poderoso, porque ese poder en sí mismo le pertenece ya. Es así que tener claridad de lo que realmente se encuentra detrás del discurso, es sin duda trascendente y necesario; y preguntarse ¿se estaría mejor en la monarquía populista?

En una democracia la concentración del poder es sinónimo de extinción de libertades, ahora mismo el poder del presidente derivado de las facultades otorgadas al Ejecutivo en el artículo 89 de nuestra Constitución, son ya un punto en la agenda de la izquierda progresista. Para que nuestra democracia realmente vaya hacia adelante, debemos fortalecer la división de poderes, la distribución de funciones y la autonomía de los órganos encargados de la justicia, la rendición de cuentas y la transparencia, posiciones que el monarca no tiene interés en abanderar. El gobierno de coalición que se impulsa desde el frente, es por otro lado la materialización de una nueva etapa de nuestra vida política, y busca que la administración pública encuentren un punto de equilibrio en su ejercicio, desconcentrando el poder y distribuyéndolo de forma incluyente, evitando el presidencialismo autoritario que buscan los monarcas, así nos encontramos en la disyuntiva de adoptar a la monarquía populista o la evolución democrática de un gobierno de coalición, y en el PRD estamos conscientes de ello, por lo que hemos puestos por encima de ideologías el interés general, avanzamos en la construcción de un frente común e impulsamos la unidad ciudadana como base de un verdadero Estado democrático.

Secretario general del Partido de la Revolución Democrática

 

Publicado el 10/02/2018 en El Universal

https://www.eluniversal.com.mx/articulo/angel-avila-romero/nacion/la-monarquia-populista

La agenda del Frente Amplio Democrático

La agenda del Frente Amplio Democrático

Al Gigante José Luis Cuevas.

Mucho se ha escrito en estos días sobre la viabilidad o no de un posible Frente electoral en donde puedan participar distintos partidos políticos y diversos actores de la sociedad civil. El tema fundamental está en construir la plataforma política de dicho Frente para que desde ahí se pueda avanzar en los otros temas del Frente. En primer término, el método y el proceso para la elección del candidato que pudiera encabezar este movimiento, en segundo punto, el planteamiento de un Gobierno de Coalición, y el tercero sería la conformación de una Coalición Legislativa que sería el sustento y la garantía de que se van a llevar a cabo todas las reformas políticas, legales y constitucionales en un gobierno de estas características.

El momento actual de México nos indica que el régimen presidencial tal y como lo conocemos desde la formación del sistema político desde 1934 ha llegado a su fin, está agotado y rebasado. El régimen necesita ser cambiado de fondo para tener nuevas reglas políticas y entender que debemos ir transitando a un régimen distinto. La aspiración debiera ser llegar a tener un régimen parlamentario, pero para llegar a ese punto, debemos pasar varias etapas, la primera de éstas debiera ser arribar a un régimen semipresidencial, en donde las responsabilidades y facultades no quedan en manos de un solo hombre, el presidente, pues en él se reconoce una mayor participación del Poder Legislativo donde se expresa la pluralidad política del país, y con ello pudieran enfrentarse desde una óptica complementaria los problemas actuales.

Por eso pienso que la Agenda del Frente Amplio Democrático debe contener en primer lugar este tema; además debe contener también los siguientes elementos: 1) Transitar de un régimen presidencial a uno semipresidencial; 2) Combate frontal a la impunidad y a la corrupción; 3) Desarrollo económico y Reforma Fiscal; 4) Estrategia de Seguridad (pública y nacional); 5) Desarrollo social y combate a la pobreza; 6) Educación y apoyo a la Ciencia y Tecnología, 7) Agenda Ambiental y Sustentable; 8) Agenda internacional y soberanista ante los ataques de Trump; 9) Mejoramiento de los sistemas de Salud; 10) Reforma profunda al sistema judicial y 11) Alza inmediata al Salario y Agenda laboral; y 12) Agenda de Derechos Humanos.

Estos son a grandes rasgos los temas en donde los partidos políticos, organizaciones de la sociedad civil, sindicatos, académicos, estudiantes y empresarios debiéramos estar discutiendo y construyendo una Agenda de los “qué” y los “cómo”. Uno de los retos importantes de este Frente es lograr una mayoría política y social que permita llevar a cabo esta reforma, sólo con un Gobierno de Coalición, en donde participen una amplia gama de personajes partidistas y no partidistas se puede llevar a cabo este gran reto, por ello hemos señalad que el propio candidato presidencial del Frente puede o no ser miembro de los partidos políticos y puede ser un personaje de la sociedad civil quien pueda encabezarlo. El Frente debe estar abierto a cualquier posibilidad.

Desde el Partido de la Revolución Democrática (PRD) hemos hecho este llamado y seguiremos haciéndolo para lograr conformar esta necesaria alternativa política. Vivimos tiempos extraordinarios para la Patria, y por ello estamos obligados a innovar e intentar nuevos caminos políticos. El Frente Amplio Democrático, el Gobierno de Coalición y la Coalición Legislativa que le seguirían, son esas apuestas políticas que jamás se han llevado a cabo en nuestro país y que pueden ser la salida política a la grave crisis política, económica y social. Son tiempos en donde la generosidad y la inteligencia de los actores políticos deben de estar a servicio de los ciudadanos y no de los propios intereses particulares de cada quien.

Presidente del Consejo Nacional del PRD

 

Publicado el 06/07/2017 en El Universal

https://www.eluniversal.com.mx/entrada-de-opinion/columna/angel-avila-romero/nacion/2017/07/6/la-agenda-del-frente-amplio